martes, 10 de noviembre de 2015

Alianza Universidad: Poco y nada

La escuadra azulgrana era el principal candidato para lograr el ascenso esta temporada, tanto por plantel y comando técnico como por capacidad económica. Pero sus esperanzas de lograr el ascenso se desvanecieron fecha a fecha luego de un flojo desempeño y falta de ambición para sumar de a tres incluso en casa.

Luego del descalabro de la temporada 2014 en donde el equipo parecía encaminado hacia el título al término de la primera rueda, los azulgranas cayeron una mala racha que le costó el puesto a Nifflin Bermúdez la directiva se hizo de los servicios de José "Pepe" Soto para este año y realizó una renovación importante del plantel para sumar figuras de experiencia como Luis Cordero, Roy Sucuitana, Rubén Mori, Alejandro Ramírez, entre otros que sumados a referentes del equipo como José Cuero y Jesús Reyes buscarían sentar las bases de un equipo que estaba llamado a ser protagonista.

Finalmente esto no ocurrió. Tras vencer a Sport Boys en casa con solitario gol de Kevin Carazas los universitarios cayeron en una mala racha que los alejó de los puestos de vanguardia. Pero fue recién en la séptima fecha que el equipo tuvo un leve repunte y logró acercarse nuevamente al lote de punteros. Quizás el mejor resultado de los azulgranas fueron las goleadas por 6-1 y 7-1 que le encajó en Huánuco a Los Caimanes y al Atlético Minero respectivamente.

Pero la racha negativa regresaró. Tras caer ante por la mínima Unión Huaral como visitante en un partido en el que generaron muchas oportunidades de gol en la fecha 16, Alianza UDH sufrió una dolorosa derrota en casa a manos del Atlético Torino por 2-0 una semana despúes y que terminaría por sepultar las esperanzas de pelear por el título hasta la última fecha. Si quedaba alguna posibilidad, esta se desvaneció por completo luego del empate que le sacó Comerciantes Unidos en el Heraclio Tapia.

En palabras del propio José Soto, lo trabajado durante la semana no pudo plasmarse al 100% en la cancha y ese fue precisamente el problema del Alianza Universidad. A ello se suma también el tema psicológico. Quizás no fue tanto la chapa de candidato sino la obligación de ganar y hacerlo con autoridad fue lo que pesó en un equipo que ya tendría que estar listo para dar el salto a Primera, pero que necesitaría continuar con el proceso iniciado por "Pepe" Soto y realizar los ajustes necesarios para alcanzar el objetivo en 2016.

Redacción SP - Twitter: @SegundaPeru