viernes, 26 de junio de 2015

Mannucci es una lágrima

Abandonados a su suerte. Así se encuentran los jugadores del cuadro carlista, lo que demuestra la paupérrima situación por la que atraviesa un equipo histórico del fútbol peruano y que atraviesa por una de sus peores crisis de su historia. Esta es la opinión de nuestro director acerca de la situación actual del ahora venido a menos Carlos A. Mannucci de Trujillo.

Tres directivas son las que ha tenido el Carlos A. Mannucci este año empezando con Héctor Urrunaga, cuya junta directiva se encuentra inscrita en registros públicos. Luego de algunos meses al frente del club y ante los cuestionamientos de un sector de la hinchada Urrunaga decidió dar un paso al costado y permitir el ingreso de un grupo empresarial que se haría cargo de las deudas de la institución.

Este grupo empresarial estaba encabezado nada más y nada menos que por Jean Acevedo, quien actualmente es también el presidente del Willy Serrato (o Serrato - Chavelines como lo denominan algunos) lo que despertó en el verdadero hincha carlista los fantasmas del nefasto Joaquín Ramírez, quien el año pasado tuvo a su cargo además al UTC de Cajamarca e intentó tomar las riendas del Atlético Grau de Piura.

Pues bien este grupo empresarial no tuvo mejor ida que poner como presidente con anticuchos y todo a Juan Bello, pero su mandato duró poco más de una semana y fue reemplazado por el presidente de la Liga Departamental de Fútbol de la Libertad, Alfredo Britto, quien además fue vice presidente de la FPF en la era Manuel Burga (de mal en peor).

Si bien Britto y Acevedo se encargaron de pagar de su propio bolsillo el sueldo del mes de mayo a los integrantes del plantel carlista (al menos se hicieron una), luego del último partido que Mannucci disputó en casa y que igualó con San Simón de Moquegua, Britto decidió renunciar al cargo alegando haberse sentido "dolido" por los insultos que recibió de parte de los seguidores del cuadro tricolor, quienes según el propio Britto ofendieron a su fallecida señora madre.

Mariconada y media si me lo preguntan... y pidiendo perdón por el francés que no acostumbro usar en mis notas, pero esta vez lo amerita ya que lo de Britto no es más que un "floro barato" para no hacerse cargo del muerto y dejar con los crespos hechos a los verdaderos hinchas del cuadro trujillano quienes ven como su equipo se convierte en la vergüenza del campeonato de la Segunda División.

Mención aparte y todos los aplausos se merecen los tricolores de corazón, quienes han brindando su apoyo a los jugadores dándoles comida e incluso llegando a pagarles una cancha para que puedan entrenar. Estos los hinchas son los que valen y tendrán la difícil labor de buscar soluciones en conjunto con los empresarios de la zona para mantener al equipo con vida y que pueda reconstruirse porque Mannucci merece estar peleando en lo más alto de la tabla.

Trujillo es Mannucci y Mannucci es Trujillo, eso no va a cambiar. Hoy más que nunca se necesita que las personas adecuadas se acerquen a la institución carlista para sacar al equipo adelante, sin dejarse llevar por el discurso de pseudo mecenas fantoches que lo única que buscan es llenar sus egos colosales a costa de la historia  y la fe del hincha del Carlos A. Mannucci.

Foto: Diario La Industria

Por Giancarlo Córdova - Twitter: @giancarlogcv