jueves, 13 de noviembre de 2014

Gálvez va de mal en peor

Una nueva promesa incumplida obligó a los miembros de la utilería galvista a paralizar sus actividades provocando que el equipo reprograme el entrenamiento por la tarde, a pesar que el comando técnico había ordenado trabajar por la mañana.


Esto se veía venir desde el martes, cuando los utileros intentaron paralizar en el reinicio de la semana de trabajos, pero ante la presencia de los directivos quienes solo le ofrecieron una nueva promesa más, los utileros decidieron trabajar, pero ayer por la mañana no acudieron al entrenamiento y recién lo hicieron por la tarde en el estadio Centenario “Manuel Rivera Sánchez”, confiando una vez más en las promesas de los directivos.

Según se supo, los dirigentes acudieron al entrenamiento del martes para pedir a los organizadores de la cabritada que les entreguen el dinero recaudado para que puedan darle como adelanto a los utileros, lo cual no fue aceptado, ya que el dinero está en manos del plantel.

Sobre ese dinero, los jugadores han manifestado que aún no lo reparten entre los jugadores y están analizando la mejor opción para que todos queden conformes con la distribución de dicho dinero.

Los utileros fueron claros el martes, al afirmar que no trabajarán mientras los dirigentes no cumplan con lo prometido, ya que desde hace mucho tiempo vienen soportando las mecidas de los dirigentes, quienes al parecer les importa poco lo que pase con el comando auxiliar del club.

Las quejas han sido una constante por parte de los utileros, quienes muchas veces intentaron paralizar, pero luego por el amor al equipo, continuaron con sus labores, pero esta vez se unieron todos, junto con el Doctor Ricardo Chanduvi, con el objetivo de presionar a los dirigentes, pero al parecer no consiguieron mucho, solo una promesa más.

Los encargados de la utilería viven cansados de que siempre los dirigentes los traten como la última rueda del coche, y más aún que le sigan mintiendo, como aquella vez, según contaron los mismos utileros, cuando el dirigente Julio Peñaranda les prometió cancelar y los dejo esperando en el club y nunca llegó con Norman Luna, quien supuestamente era el encargado de retirar el dinero del banco para el pago de los utileros.

Pero no solo hay descontento en los utileros, sino también en un grupo de los jugadores, quienes no han visto bien que los dirigentes solo le hayan depositado a un grupo reducido de jugadores, lo cual ha generado descontento en los jugadores, los mismos que esperan llegar bien al duelo del sábado ante Sport Boys.

Ayer el directivo William Hernández afirmó que a los utileros se les había entregado una parte de lo que le deben, mientras que uno de los utileros contó que no habían cumplido con ellos.

Por otro lado, informó que los jugadores expulsados del plantel como Roberto Huertas y Jhon Peña vienen llamándolo por teléfono con la intención de reintegrarse al plantel, pero para el directivo, eso ya es un caso cerrado.

QUIERE VOLVER

Otro de los jugadores que quiere volver a vestir la franja para estos últimos partidos, es Gregor Aguayo quien el martes por la noche se comunicó con el programa Exitosa Deportes Chimbote, donde dejo en claro su deseo de volver a Chimbote.

“Estoy siempre pendiente de lo que pasa con el equipo, y me da mucha pena, yo quisiera volver, si los dirigentes me dan para el pasaje, yo voy mañana mismo a Chimbote para afrontar los últimos partidos con Gálvez”, comentó el defensa paraguayo.

Diario de Chimbote

1 comentario:

josue samame lozano dijo...

Pena lo q pasa con ese club.
Deben descender los Dirigentes corruptos q manejan al equipo como jugetes q tal conciencia de dejar sin sueldo hasta a los uileros
y pegarla de dignos con los jugadores q se embriagaron cuando están quebrando un club
la suerte parece estar echando al galves...